La nueva forma de detener las puertas

Prácticamente invisible:  El GEZE ActiveStop solo llama la atención por sus prestaciones. Gracias a sus compactas dimensiones, el tope de puerta GEZE ActiveStop, especialmente en su variante integrada, difícilmente puede verse y cumple así con las exigencias de diseño más estrictas. Así pasan a ser cosa del pasado los topes de puerta poco atractivos a la vista en el suelo o la pared. Este asegura una apertura y un cierre controlado y amortiguado, y también se vuelve posible de manera muy sencilla el mantener la apertura de la puerta de manera confortable en la posición deseada.

Conozca las extensas funcionalidades del GEZE ActiveStop:

Funciones

Amortiguación y movimiento libre

Amortiguación y movimiento libre y al mismo tiempo ángulos de apertura y posiciones de parada perfectamente adecuadas a sus necesidades individuales.

Retención segura y apertura cómoda

GEZE ActiveStop mantiene la puerta cerrada. De este modo puede prescindir del pestillo y del picaporte, y diseñar la puerta con más libertad. Sin pestillo se puede abrir la puerta empujándola sin esfuerzo, incluso si no tiene ninguna mano libre en ese momento.

Amortiguación y retracción en dirección de cierre a partir de 25°
Se retiene suavemente la puerta que se está cerrando a partir de los 25° y se cierra automáticamente. 

Movimiento libre entre 25° y 60°
En esta zona, GEZE ActiveStop permite que su puerta se mueva libremente. No importa qué impulso tenga la puerta; la amortiguación la retiene a partir de 25º o 60º de forma fiable y segura.

Amortiguación y retracción en dirección de apertura hasta 140°
A partir de un ángulo de 60º, la puerta que se está abriendo se frena suavemente y se abre automáticamente; hasta un ángulo de apertura regulable individualmente de un máx. de 140º. Para las puertas de vidrio, el ángulo máximo de apertura ajustable es de 110°.

El confort

GEZE ActiveStop brinda muchas ventajas

Ventajas en dirección del cierre

  • frenado y cierre de la puerta suaves y controlados en cierres a partir de 25º
  • sin un cierre incontrolado de la puerta (en caso de corriente de aire o descuido) y sin provocar ruido
  • sin daños al bastidor, hojas de puerta, etc., al cerrar la puerta
  • minimización del peligro de lesiones, por ej. por atrapamiento de los dedos
  • La puerta se mantiene cerrada por sí misma

Ventajas en dirección de apertura

  • apertura suave de la puerta a la posición de apertura máxima (ajuste variable a partir de aprox. 80º hasta 140º)
  • sin daños a las paredes, hojas de puerta o piezas de muebles al abrir la puerta
  • franqueo confortable de la puerta (sea con equipaje o un niño en brazos)
  • no se necesitan topes de suelo o de pared
Descargar folletos del producto